Te traemos todas las novedades de verano y la promoción Experiencia Júlia Andorra Descúbrelo

REGALA (O REGÁLATE) FRAGANCIAS PARA SAN VALENTÍN

20 perfumes con frascos de colección (y que querrás guardar)

Con forma de zapato de tacón, de manzana, de oso, de granada de mano…

Hablemos claro: hay frascos de perfume que parecen pequeñas esculturas. Que te da pena tirarlos incluso cuando ya se han acabado. Los guardas en una balda destacada del cuarto de baño. Incluso, en un estante de la librería del dormitorio. Porque te gustan, porque reivindicas tu pequeña colección de objetos extraños y porque hasta decoran.

¿Eres de esas (o de esos, que también hay hombres coleccionistas)? Tranquila: no estás sola. Somos muchas las que guardamos con mimo algunos frascos de perfume con un diseño fuera de lo común. Algunos fueron regalos muy especiales. Otros, nos los compramos nosotras enamoradas del frasco. En Júlia tenemos muchas fragancias con frascos dignos de colección. De esos que no parecen frascos de perfume. Estos son algunos de nuestros favoritos para tu colección. 

Fragancias de mujer con frascos #INLOVE

Resérvales un lugar en cuarto de baño y, por qué no, atrévete a exhibirlos en el salón. Son mucho más que frascos de perfume. Son auténticas joyas de colección.

1. La Belle, de Jean Paul Gaultier.
, el mítico perfume del corsé de Jean Paul Gaultier? ¿Has reutilizado la lata como macetero o bote para los bolígrafos? Entonces te encantará la nueva versión ultra sexy de este 2019. Se llama La Belle: en un rojo-granate apasionado, curvilínea, de pecho exuberante, pero sin corsé. La nueva lata se viste de verde y pide a gritos un lugar en tu cuarto de baño.

2. Fresh Gold, de Moschino. Durante años guardé como oro en paño el frasco de Cheap and Chic, de Moschino. Ya sabéis: el de la chica de la coleta. Esta marca siempre presta mucha atención a los frascos de sus perfumes. Prueba de ello es el de Fresh Gold, inspirado en los atomizadores de productos de limpieza. ¿Puede haber algo más deliciosamente kitsch? Si quieres un frasco extraordinario para tu colección, este no puede faltar.

3. Nina Rouge EDT, de Nina Ricci. No necesita más presentaciones. Es el perfume de la manzana. En este caso, un eau de toilette floral gustativo que incita a la pasión y a la osadía. Tan insólita que no querrás tirarla cuando se acabe.

4. Euphoria, de Calvin Klein. Sensual y enigmática, como llegada del futuro y con forma de película de ciencia ficción. Es el perfume más oscuro e intenso de Calvin Klein, perfecto para el invierno, y una joya del diseño que vas a querer conservar.

5. Yes I Am, de Cacharel. Una de las novedades más refrescantes de este 2019 ha sido esta ‘barra de labios’ que esconde un jugo hechizante con acordes de cardamomo, frambuesa, jengibre y jazmín. Dirigida a una mujer joven, divertida y dispuesta a hacerse miles de selfies con su nueva adquisición.  

6. Alien, de Thierry Mugler. El alienígena morado no necesita más presentaciones. Hipnótico a simple vista y lleno de una de las fragancias más adictivas de su generación. No podrás dejar de mirarlo… y de llevarlo adherido a la piel.

7. Good Girl Glorious Gold, de Carolina Herrera. Las chicas buenas pisan fuerte. Por supuesto, con stilettos de tacones infinitos como el Carolina Herrera. Si te gusta coleccionar los frascos joyas, no puedes quedarte sin éste vestido de oro y purpurina. Por supuesto, tienes también la versión de diario, en un sofisticado acabado azul.

8. Kenzo World, de Kenzo. El ojo de Kenzo se lanzó acompañado de una impresionante campaña de publicidad, protagonizada por la actriz y bailarina Margaret Qualley y dirigida por el cineasta Spike Jonze. Si la puesta en escena ya era impresionante, no lo es menos este frasco impertinente, libre y surrealista.

9. Her, de Pepe Jeans. Este eau de parfum de Pepe Jeans London celebra la alegría de vivir en forma de copa de cóctel en vidrio rosa facetado. Ponla encima de la mesa de trabajo (o cerca) y te recordará que ya queda menos para el fin de semana.

10. Flowerbomb Midnight, de Viktor & Rolf. La granada de mano de los diseñadores belgas llegó al mundo en 2003. Casi dos décadas después es ya un clásico con múltiples versiones. Esta es la más íntima y misteriosa. Si eres mujer de carácter, pero no renuncias a la sensualidad, pídetela.

11. Eau du Soir d’Orient, de Sisley. El frasco-cabeza de este perfume fue creado por el escultor polaco Bronislaw Krzysztof. El frasco se reinventa cada año en ediciones limitadas y de coleccionista y su tapón es ya todo un clásico del arte al servicio del diseño industrial contemporáneo. ¿Y si fuera tu primera pieza como coleccionista de arte?

12. Idôle, de Lancôme. He querido dejar esta para el final por su sorprendente formato. Rinde homenaje a la generación selfie y se presenta en un frasco inspirado en el smartphone, muy plano y que obligatoriamente debes guardar en horizontal. Una rebeldía desde el punto de vista del diseño que algún día veremos en los museos. Por si no te suena aún, es el de la campaña con Zendaya.

Fragancias de hombre con frascos #INLOVE

Aunque los frascos de perfume masculino suelen ser más austeros, también encontramos algunos dignos de quedarse en casa incluso una vez acabados.

1. Spirit of the Brave, de Diesel. Un puño rotundo como símbolo de los que se atreven, de los osados. Porque el mundo es de los valientes. Detrás de esta creación está nada menos que el futbolista Neymar Jr.

2. Toy Boy, de Moschino. Un oso pardo, algo guasón, pero entrañable, va a colarse en tu casa y hará todo lo posible por quedarse. Estás advertido.

3. Bad Boy, de Carolina Herrera. Desafiando a la gravedad y simbolizando una de las fuerzas más poderosas de la naturaleza: el rayo. Un eau de toilette con bergamota y madera de cedro que dejará huella incluso cuando el jugo ya se haya acabado.

4. Invictus Intense EDT, de Paco Rabanne. No hacen falta más argumentos. Es un trofeo y debe estar en tu colección si tienes alma de triunfador.

5. Le Male Essence, de Jean Paul Gaultier. Año tras año esta fragancia figura entre las más vendidas del año. Por su jugo adictivo y su frasco hipnótico. 

6. Wanted EDT, de Azzaro. Extravagante, atrevida, sensual e imprevisible. El frasco se inspira en el cargador de un revólver con sus seis balas.

7. Trussardi Uomo EDP, de Trussardi. El lujo hecho joya: elegante botella negra y tapa de oro Levriero. No querrás desprenderte de ella.

8. Kokeshi Tonka, de Kokeshi. Larga vida a la cultura pop. Este frasco-escultura se viste con los estampados coloridos e icónicos de los famosos desfiles de moda del diseñador estadounidense Jeremy Scott.



Por Susana Cassis.

Related posts