15% DTO + ENVÍO GRATIS para cuidar tu #body en casa: Ver promoción

BELLEZA FLASH EN UNOS MINUTOS

Guapa en un abrir y cerrar de ojos.

Ese es el objetivo de los productos flash. Un básico que toda mujer – y, sí, también los hombres – debemos tener siempre a mano. Porque hay días en los que no te ves con buena cara, aunque hayas dormido y te sientas despejada. Y hay otros en los que sí o sí toca estar radiante: tu fiesta de cumpleaños, esa cena tan especial, un cóctel de la empresa... Y, cómo no, San Valentín. Para esos momentos en los que necesitamos un ‘milagro’ instantáneo contra la cara de cansancio o la falta de luminosidad están los cosméticos de efecto flash.


Pero, ¿qué es eso del ‘efecto flash’?

Los cosméticos de efecto flash llevan ingredientes activos que limpian, alisan , tensan o iluminan de forma inmediata y temporal. Actúan, sobre todo, en las capas más superficiales de la piel. Su efecto se nota a los pocos segundos de ponértelos sobre la piel y duran algunas horas. Justo lo que necesitas para estar perfecta.

Seguro que en alguna ocasión te has preguntado ‘si tan buenos son, ¿por qué no los usamos a diario?’. La respuesta es más complicada de lo que parece. Algunos sí pueden usarse a diario dentro de una rutina de cuidados a largo plazo. Son ampollas, cremas o mascarillas que tienen un efecto inmediato muy visible (por ejemplo, un efecto tensor o de hidratación), pero también una acción a largo plazo que se nota al cabo de unas semanas de uso. Un caso muy claro son las antimanchas con partículas soft focus o ‘efecto Photoshop’. Otras, en cambio, están concebidas solo para ese efecto flash (las ampollas tensoras de acción flash). En este caso no son tratamiento propiamente dichos, sino una cura de emergencia que ‘maquilla’, por decirlo de alguna manera, el estado real de la piel.

Vamos a revisar algunos de los productos de efecto flash o con una acción rejuvenecedora instantánea que siempre están en los neceseres de las celebridades.


Las ampollas flash: perfecta en segundos

Logran lo que esos fotomontajes con un ‘antes’ y un ‘después’ en cuestión de segundos. El secreto está los ingredientes tensores que ayudan a retraer los tejidos, redibujar los contornos y quitar la cara de cansancio. También suelen aportar mucha hidratación, imprescindible para que luego el maquillaje no se cuartee. Entre mis imprescindibles están las Diamond Instant Glow, de Natura Bissé. Gracias al Phyto-lift Complex y al colágeno de alto peso molecular me hacen un microlifting tensor que borra en un pispás las arrugas de expresión.

O las ampollas PCHP14, de Júlia. Aplícate 1/2 ampolla la noche antes sobre la piel limpia y media ampolla justo antes de maquillarte. Con células madre de Iris Pallida, tu piel estará como si hubieras dormido 16 horas, lisa y súper luminosa y el maquillaje te aguantará perfecto durante horas. Las tienes en monodosis o en caja de 14 para una cura intensiva.

Acción soft-focus: iluminación al instante

Mira la cara de los niños. Es luminosa de forma natural. La razón está en que su piel es jugosa y el rostro es redondito. La luz llega de forma regular a la piel y se refleja con uniformidad. Lo malo llega cuando vamos cumpliendo años. Perdemos hidratación, la piel se vuelve un papel de lija y empezamos a perder volúmenes. Ahora la luz no se refleja de forma uniforme, aparecen claroscuros y empezamos a parecernos a nuestras madres. Los tratamientos antiedad están para frenar ese proceso.

Pero para un día especial podemos lograr el milagro de ser jóvenes por unas horas y nuestro rostro despida luz. ¿Cómo? Poniendo partículas que reflejan la luz, suavizan esos volúmenes perdidos, camuflan los poros y crean el efecto óptico de borra las arrugas. El claim es ‘efecto Photoshop’, ‘blur’ o, simplemente, ‘soft focus’.

Es muy habitual encontrarlo en los primers o mejoradores de la piel, como Pur Luxe Flouteur, de Stendhal . Lleva polvo de diamante y el Complejo Cashmir patentado. Otro básico es el Visionnaire Instant Blur, de Lancôme. En un minuto, adiós a los poros, los brillos y la falta de luz. Ninguno resuelve los problemas, pero los borran durante unas horas.


Hidratación al instante

Después de todo el día en la oficina, con el aire acondicionado o la calefacción a tope, es normal salir con la piel apergaminada y grisácea. ¿Necesitas un chute de hidratación para revivirla? Prueba Instant Éclat, de Sisley . Es un cóctel súperpotente con activos botánicos entre los que se encuentran el extracto de kiwi, rusco, padina pavónica y glicerina que hidratan sin dejar sensación grasa y tensan en un abrir y cerrar de ojos. Los franceses lo llaman efecto ‘bonne mine’ o ‘buena cara’. Otro de mis favoritos es el Blockage Instant Beauty Booster, de Anne Möller .


Mirada despierta en segundos

¿Has dormido mal y tienes ojeras? ¿Has llorado y tienes los ojos hinchados? ¿Arruguitas de reírte? Para todos estos males hay también remedios instantáneos en forma de parches, como los de Eye Instant Patches, de Valmont , o de crema, como Instant Eye Lift, de Instant Eyes (con una tecnología patentada que introduce oxígeno para acelerar el metabolismo regenerador). Anti Dark Circles Peptide 4% + Caffeine, de Evolut , contiene dos activos imprescindibles para atajar las ojeras y las patas de gallo: cafeína y péptidos.


Brumas hidratantes

En realidad, no son productos de acción flash propiamente dichos. Pero pulverizar agua fresca sobre el rostro tiene un efecto constrictor inmediato. Espabilan en un abrir y cerrar de ojos, aportan hidratación y pueden aplicarse sobre el maquillaje sin que se corra. De hecho, ayudan a fijarlo y son el toque final para esos días en los que, incluso maquillada, te sigues viendo cara de cansancio. Mi favorita: 8hr Miracle Moisture, de Elizabeth Arden . Tenla a mano en el cajón de la oficina, en el bolso o en el tocador donde te maquillas. Lo de ‘miracle’ (milagro en francés) es pura verdad.

Related posts