ÁCIDO HIALURONICO - Tu aliado anti edad

El ácido hialurónico es el borrador universal de arrugas. Y el mejor agente para mantener la hidratación cutánea. Con esta tarjeta de visita no es de extrañar que sea uno de los activos de referencia de los dermatólogos y expertos en cosmética antiedad. Seguro que tú también has oído miles de veces hablar del ácido hialurónico. Pero, ¿sabes realmente qué es y cómo actúa?  

¿Qué es el ácido hialurónico?

Antes de nada, unas pinceladas de química. El ácido hialurónico es un polisacárido del tipo proteoglicano (por simplificar, una molécula de azúcares). Nuestro cuerpo lo produce de forma natural para el buen funcionamiento de la matriz extracelular (el tejido elástico que rodea a las células). Su principal propiedad – no la única - es su capacidad para retener hasta 1.000 veces su peso en agua. Imaginémoslo como esponjas microscópicas dentro de la piel: cuantas más tengamos y más agua puedan retener, más jugosa estará la piel. ¿Sabes lo que esto supone? Piel hidratada, menos tirantez y una reducción de las arrugas a causa de la sequedad.

 

Cada día el cuerpo degrada y renueva la tercera parte de su ácido hialurónico. Y con la edad cada vez produce menos. ¡Se calcula que a los 50 años solo tenemos el 50%! Por eso es tan necesario aportarlo con nuestra rutina de cuidados diarios en forma de cremas, geles, serums, ampollas o mascarillas. Búscalo en el índice de ingredientes de tu crema diaria (el llamado INCI) por su nombre de pila: Sodium Hyaluronate, Hyaluronic acid, Hydrolized hyaluronic acid o Hydrolyzed hyaluronate.

 

¿Es apto para todos?

Por supuesto. No hay riesgo de irritaciones porque el que se incluye en la fórmula de los cosméticos tiene la misma composición que el producido por nuestro cuerpo. Solo que procedente de fuentes vegetales. Incluso de la fermentación bacteriana de sustratos vegetales.

 

Principales funciones del ácido hialurónico

- Mantener la hidratación. Absorbe hasta 1.000 veces su peso en agua. Así la piel mantiene su grado óptimo de humedad. 

- Reducir las arrugas superficiales por sequedad. Efecto flash: borra las líneas prodicidas por falta de hidratación. Corregirlas a tiempo evita que se conviertan en arrugas marcadas a largo plazo.

- Suavizar las arrugas profundas. Al absorber agua, el ácido hialurónico se hincha. En las estructuras profundas de la piel, esto actúa de relleno, rediciendo las arrugas más profundas.

- Iluminar. Porque cuanto más suave y bien hidratada están las capas superficiales de la piel, mejor reflejan la luz. Y mitigan el gesto de cansancio.

- Elimina la sensación de tirantez. Porque cuando la capa superficial de la epidermis está falta de agua, pica, tira y se nota poca confortable.

- Suavizar. Una piel bien hidratada es suave al tacto. E infinitamente más elástica.

-  Dinamizar la formación de colágeno. Esta función suele olvidarse, pero es vital para lograr una acción antiedad a largo plazo.

 

La forma sí importa: reticulado o sin reticular

El ácido hialurónico que inyectan los médicos estéticos no es exactamente igual al de nuestra crema. Nuevamente recurrimos al libro de química para descubrir que, según se distribuyan las moléculas, tendrá distinta aplicación. 
 
     - ácido hialurónico reticulado: las moléculas forman una especie de malla. Cuanto más reticulada sea, mayor densidad tendrá. Es el que inyectan los médicos estéticos hasta los niveles más profundos de la piel para reponer volúmenes.

    - ácido hialurónico no reticulado: las moléculas no forman ninguna red. Los médicos estéticos lo usan para rehidratar la piel a nivel superficial. También es la forma habitual en nuestros cosméticos de uso

¿De alto o bajo peso molecular?

Antes hemos visto que el ácido hialurónico puede aparecer con varios nombres. No es capricho del fabricante. Según el tamaño de la molécula tendrá uno u otro peso. También, una denominación diferente. Normalmente los cosméticos suelen incorporar distintos pesos moleculares para cubrir todas las necesidades de la piel.


- de bajo peso molecular: las moléculas de menor peso se cuelan hasta las capas más profundas de la piel. Allí su misión es la de reponer el volumen perdido.

- de peso medio: sellan la humedad.

- de alto peso molecular: van a quedarse en la superficie cutánea. Así la piel luce más jugosa, más hidratada.

 

NUESTRA SELECCIÓN FAVORITA

En Perfumerías Júlia seleccionamos los mejores cosméticos para cuidar de tu piel. Sea cual sea el formato buscado, te ofrecemos las fórmulas más avanzadas.

1.Sérums con Ácido hialurónico como ingrediente principal

Pon un extra de hidratación antes de tu crema de tratamiento habitual con productos de alta concentración de Ácido hialurónico.

 

  • Skin Elixir Ultra Moisturizer, de Júlia. Con distintos pesos moleculares y Syn-Hycan, un tripéptido que multiplica la síntesis de ácido hialurónico desde el interior de las células.
  • Moisturizing booster, de Valmont. Amplifica al máximo la hidratación y contribuye a repulpar la piel.
  • Inhibit High Definition, de Natura Bissé. Fórmula maestra que combina la hidratación extrema del Dermafill Complex-III (triple ácido hialurónico, Aquaxyl, pantenol, aceite de amaranto, manteca de mango y de karité, y niacinamida) con el ‘efecto bótox’ del Octamioxyl® y la conotoxina.



2. Tus cremas para la rutina de mañana y/o noche con Ácido hialurónico.

  • Cellular Performance, de Sensai. Con ingredientes hidratantes y nutritivos para preservar la salud de la piel.
  • 3D Hydra Dose, de Rexaline. En formato airless para preservar la integridad del producto.
  • Hyalo Plasma, de Perricone. Con tres pesos diferentes. Suaviza, hidrata y reafirma.


3. Mascarillas con Ácido hialurónico

Úsalas una o dos veces por semana para asegurarte la hidratación óptima. O como tratamiento flash para esos días en los que notas la piel tirante.

  • Hydra Night Masque, de Apot.care. De acción nocturna. Con vitamina B3, calmante e iluminadora.
  • Máscara 24h Hydro-Active, de Jeanne Piaubert. Con colágeno marino. Forma la pantalla perfecta para retener la humedad y revitalizar la piel.

REFERENCIAS:

Papakonstantinou E, Roth M, Karakiulakis G. Hyaluronic acid: A key molecule in skin aging. Dermatoendocrinol. 2012;4(3):253–258. doi:10.4161/derm.21923. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3583886/  

Related posts