¿Crees que a los 20 no necesitas cuidar tu piel? ¡FALSO!

Las necesidades de nuestra piel no son las mismas en invierno que en verano, ni tampoco a los 20 que a los 30 o los 40. Por ello, aquí te hablamos de los básicos que no pueden faltar en tu neceser de verano si andas en la veintena; así podrás presumir de piel joven cuando pises los 30.

Tu ritual diario de belleza a los 20 debe incluir si o si estos pasos:

HIGIENE HIDRATACIÓN - PROTECCIÓN SOLAR

Si además quieres dar un toque de color, también te damos algunos trucos de Make up.


1. PRIMER PASO – HIGIENE DE LA PIEL

Prohibido irse a la cama sin limpiar la piel, pero también hay que repetir por la mañana.

El primer paso a seguir en toda rutina de belleza es una correcta limpieza del rostro, mañana y noche.
•    Si te maquillas: por la noche deberás desmaquillarte con un producto específico y es que una cosa el limpiar y otra distinta desmaquillar. Puedes utilizar un producto 2 en 1, que desmaquille y limpie o bien hacer lo que se conoce como doble limpieza; es decir, primero desmaquillar y luego limpiar. Por la mañana solo será necesario el paso de la limpieza.
•    Si no te maquillas: un limpiador específico según tu tipo de piel por la mañana y por la noche será suficiente. Es muy importante que utilices un producto específico para el rostro ya que si usas un gel de baño o un jabón para las manos, la piel de tu rostro no recibe la hidratación adecuada y la sentirás tirante; escoge uno en gel o mousse. Una piel deshidratada, envejece antes.

Te proponemos 3 opciones:

  • Mousse de Limpieza, de Júlia. Esta eficaz espuma limpiadora con ingredientes hidratantes adecuados para equilibrar y cuidar cada tipo de piel está disponible en dos formatos según las necesidades: La azul para para pieles grasas y mixtas, que matifica, calma y elimina la suciedad y las impurezas a la vez que regula el exceso de grasa; y otro, melocotón, para pieles normales a secas y/o sensibles, que proporciona una limpieza profunda, aporta un plus de hidratación y revitaliza y protege la piel ante los cambios del ambiente.
  • Rich Moist Foaming, de Klairs, si tienes la piel muy sensible. Limpia sin agentes químicos y además con su fórmula con Ácido hialurónico y aceite de oliva, te aportará hidratación.

2. SEGUNDO PASO – HIDRATACIÓN

¡Tu piel necesita agua!


Una vez que la piel está limpia y libre de toxinas, el siguiente paso es hidratarla, porque si, tu piel necesita agua para mantenerse sana y luminosa.

Para ello encontrarás una gran variedad de fórmulas, pero hoy te proponemos las texturas más ligeras, los geles o las emulsiones que te aportarán toda la hidratación sin nada de grasa.

  • Tea Tree Balancing Emulsion, de Aromática, muy ligera, está especialmente pensada para pieles grasas o con tendencia acneica. Es imprescindible que hidrates tu piel, incluso teniendo la piel grasa, con un buen producto para evitar que produzca todavía más sebo.
  • Si tienes la piel sensible o seca, opta por Caléndula Jucy Cream, en tubo y también de la marca Aromatica. Está formulada con extracto de caléndula en lugar de agua. La caléndula, junto con el aloe vera, tiene propiedades calmantes y es apropiada para tratar pieles muy sensibles.
  • Azul y sensación muy fresca “efecto hielo”, Hydra 24+ de Payot, en textura crema si tienes la piel seca o gel sorbet para las mixtas o grases, te aportará toda la hidratación y super defensa.

3. TERCER PASO – PROTECCIÓN SOLAR

¿Sabías que el daño producido por los rayos del sol en nuestra piel es acumulativo a lo largo de toda nuestra vida?

Como siempre decimos, la protección solar es un paso que deberíamos incluir en nuestro ritual de belleza durante todo el año, pero en verano, usar productos con un factor SPF30 o superior es un requisito imprescindible. Esto no solo sirve para proteger nuestro cutis en el presente, sino para cuidar de él de cara al futuro y evitarnos problemas derivados de la exposición a los rayos del sol como la aparición de manchas. Este paso, entre la hidratante y el maquillaje, lo puedes suprimir en el caso de que desees utilizar una crema hidratante con protector solar o bien un maquillaje que lo incluya, pero siempre de alta protección.

4. CUARTO PASO: Maquillaje

Make up ligero + mucha luz + toque glow


En esta época del año no hay nada como los maquillajes ligeros con un acabado natural, que cubran y duren sin hacerse incómodos o pesados. Por eso te proponemos el Mochi BB Cushion de Klairs, un divertido maquillaje en formato ‘cushion’ o el bálsamo del Illuminating Supple Blemish Cream, también de Klairs, es tubo y ideal si tienes granitos. Este producto proporciona un acabado mate y empolvado, así como una cobertura muy natural.

TRUCO: Utiliza el Júlia Lip Balm para peinar tus cejas y aportar brillo a los pómulos

Como toque final para tu make up nada como el Júlia Lip Balm. Y es que, además de su principal uso como bálsamo labial hidratante - que puedes utilizar como paso previo a tu labial para nutrir y preparar los labios o como labial principal si quieres un acabado más natural – también puedes dar otros usos a este versátil producto. Por ejemplo, puedes utilizarlo para peinar y fijar las cejas o para dar un punto glow al rostro, aplicándolo con toquecitos en los pómulos. ¡Llévalo siempre, en verano y en invierno, en tu bolso!

¡COMPARTE ESTOS TRUCOS CON TUS MEJORES AMIGAS!

Related posts