Si eres como yo, de las que te maquillas, debes sabes que una cosa es desmaquillar y otra distinta limpiar la piel. Para lograr un cutis bonito y que el maquillaje nos quede perfecto, hay que hacer ambos pasos cada día que te maquilles. Por la noche, desmaquillar + limpiar y por la mañana limpiar.

  • Desmaquillar: es retirar el maquillaje.
  • Limpiar: es eliminar toxinas, sudor y todo rastro de suciedad.

Hoy quiero explicarte lo importante que es desmaquillarse correctamente antes de irse a dormir. Esta práctica es algo que muchas veces no se hace correctamente, ya que se hace de manera rápida y descuidada, con toallitas o peor aún, directamente… ¡No se hace! Por ello, aquí te explicamos la manera de seguir un ritual de desmaquillado fácil, rápido y eficaz para tener una piel limpia y sana en tres sencillos pasos. En otro post te hablaré del PASO 2, la Limpieza.

¡Prohibido irse a la cama sin desmaquillarse correctamente!

Los productos a base de aceite son los más eficaces para desmaquillar porque pueden emulsionar (deshacer) los pigmentos de los productos de maquillaje para retirarlos a continuación.


Las bases, los labiales, los polvos, las sombras y las máscaras de pestañas contienen pigmentos que requieren productos especiales para su completa eliminación del rostro. La opción más eficaz para retirar correctamente todos los restos de maquillaje son los productos a base de aceite.

DESMAQUILLAR LOS OJOS

Si te gusta maquillarte mucho los ojos, utiliza siempre un desmaquillante específico para los ojos, si es posible bifásico (tiene una fase en aceite y otra en agua que hay que mezclar antes de utilizarlo). Es muy importante que además de estar testado oftalmológicamente, incorpore ingredientes que cuiden  hidraten el contorno de ojos y las pestañas. Debes prestar especial atención a este aspecto, ya que a veces, buscamos solo la eficacia en el desmaquillado, pero nos olvidamos del cuidado de esta zona. Si utilizamos un producto muy eficaz, pero agresivo, deshidrataremos el contorno y  literalmente nuestras pestañas se romperán.

Nuestro consejo, un verdadero Best Seller: JÚLIA Démaquillant Délicat yeux. 2 en 1 porque desmaquilla y trata a la vez.

DESMAQUILLAR Y LIMPIAR EL ROSTRO

Te propongo otro 2 en 1: Júlia Ritual Cleansing Balm, de Júlia.  Un bálsamo formulado con aceite esencial de mandarina que sirve para desmaquillar y limpiar el rostro, con suavidad con un solo producto. Ideal para todo tipo de piel, incluso las más sensibles.

Pasos a seguir:

Paso 1 – DESMAQUILLAR: Lo primero que hay que hacer, sin humedecer la piel, es calentar una pequeña cantidad con los dedos y aplicarla sobre el rostro, el cuello y el escote, con pequeños movimientos circulares. De este modo, el bálsamo se transforma en aceite y desmaquillará.

Paso 2 – LIMPIAR: Una vez que el aceite arrastra y captura los pigmentos del maquillaje, lo siguiente que hay que hacer es humedecer las manos con agua caliente y seguir masajeando la piel. Es entonces cuando el aceite se transforma en leche y limpiará.

Paso 3 – EXFOLIACIÓN SUAVE: Tras desmaquillar y limpiar la piel, el último paso consiste en mojar una esponja o una muselina en agua caliente y continuar masajeando la zona con movimientos circulares para eliminar todos los residuos restantes y dar un plus de profundidad a la limpieza gracias a una suave exfoliación. Para finalizar hay que realizar un último enjuague con agua fría que cerrará los poros y completará la limpieza facial.

 
Otros productos a base de aceite con los que puedes llevar a cabo tu ritual de desmaquillado son el Natural Coconut Cleansing Oil, de Aromatica o el Gentle Black Deep Cleansing Oil, de Klairs, ambos de marcas koreanas veganas y de una calidad excelente. El primero es un aceite orgánico y vegano de coco, albaricoque, oliva y almendra dulce que es perfecto para retirar el maquillaje de manera untuosa y para hidratar las pieles más secas. El segundo es un desmaquillante hipoalergénico formulado con aceites naturales extraídos del frijol negro y aceite de semilla de grosella que, además de desmaquillar e hidratar, aporta minerales y vitaminas y controla la producción de sebo sin causar irritación o tirantez, por lo que gustará más a las pieles mixtas o grasas.

Completa tu ritual de higiene nocturna con el PASO 2: LA LIMPIEZA. Te lo cuento en otro post.

¡PIEL DESMAQUILLADA Y LIMPIA, PIEL LISTA PARA EL TRATAMIENTO!

Related posts