En verano nuestro pelo se expone a baños de sol continuados, cloro en la piscina y sal en el mar, se deshidrata, encrespa y pierde brillo y suavidad.   Se hace necesario un cuidado extra, antes, durante y después de exponer nuestra melena a todos esos factores nocivos que la dañan, ya sea para prevenir y evitar sus efectos como para tratar y reparar el cabello una vez que se hayan producido.

CUIDADO CAPILAR EN VERANO: Limpieza, hidratación y tratamiento específico.

Así, según sea tu tipo de cabello, la colección de cosmética capilar de Júlia KPILARPLUS te propone tres líneas de tratamiento capilar distintas, que incluyen un champú + una mascarilla (utilízala como acondicionador dejándola actuar 2-3 minutos o como mascarilla intensiva durante 10 minutos).


-    REPAIR: suaviza, hidrata y repara el cabello castigado, seco o encrespado, reparando la estructura del pelo dañado, restaurando la fibra capilar, nutriendo en profundidad, reequilibrando los niveles óptimos de hidratación y aportando suavidad, cuerpo, brillo y vitalidad.

-    SMOOTH: suaviza, hidrata, protege y aporta brillo y flexibilidad al cabello normal, facilitando el desenredo , protegiendo la cutícula capilar y reparando las puntas abiertas desde la primera aplicación.

-    ENERGY: estimula y aporta fuerza, cuerpo, brillo y volumen al cabello fino y quebradizo, ayudando a recuperar la vitalidad del mismo y a  fortalecerlo desde el interior frente a la rotura y el daño.


Añade ahora, un cuidado capilar especial durante el verano: La cosmética capilar solar

En verano, Brumas, aceites, serums, mascarillas…

Del mismo modo que hacemos con el rostro y el resto del cuerpo, tampoco podemos olvidarnos del pelo antes, durante y después de la exposición solar, especialmente si te encanta tomar el sol y no sueles utilizar sombreros o pañuelos para proteger tu pelo.

  • El Aceite Bruma UVB 30 UVA, de Clarins para cuerpo y cabello te ayudará en verano. Se trata de una bruma ultrafina de rápida absorción y acabado satinado, no graso con el que nutrir y luchar contra el deshidratación producida por los rayos del sol, además de proteger nuestra melena con un factor de protección alto, SPF30.
  • Para después del sol te enamorará Moisturizing Hair Oil Lavender de Christophe Robin, un producto verdaderamente de culto (el producto capilar favorito de Catherine Deneuve). Es un aceite capilar superhidratante y reparador, un indispensable para cabellos secos, deshidratados, teñidos o aquellos expuestos a agresiones típicas del verano, como el sol, el cloro o el salitre.  Gracias a su composición, que combina aceite de lavanda, germen de trigo y vitamina E y factor de protección, el pelo se mantiene suave y flexible. Utilízalo de medio a puntas antes de ir a tomar el sol. También lo puedes aplicar como mascarilla nocturna.
  • Por último, para completar el tratamiento de protección del pelo en verano, recomendamos la Overnight Care Hair Mask de Marlies Moller, una mascarilla intensiva que equilibra las deficiencias del cabello, especialmente las de aquellos que son frágiles, rizados y rebeldes, proporcionando una melena suave y sin apelmazar. La puedes utilizar de medios a puntas durante 20 minutos o dejártela toda la noche para una reparación intensa.

¿Bruma, aceite o mascarilla?