Envío GRATIS en 24h - 48h en pedidos superiores a 19€

Aunque estas Navidades sean diferentes, todos queremos llegar con buena cara. Además de las famosas ampolla "flash de belleza’, hay trucos básicos de cuidado de la piel que nos ayudan a borrar los signos de fatiga, a iluminar un rostro apagado y a suavizar las arrugas. Es hora de poner en marcha la Operación Rostro Perfecto en unos pocos días. 

COSMÉTICOS EFECTO BUENA CARA O BELLEZA FLASH 

1. Renovar la piel por la noche

Para acelerar la penetración de los activos y mejorar el aspecto de la piel lo primero es dar un empujoncito a la renovación. ¿No tienes tiempo para exfoliantes? ¡Aprovecha los renovadores nocturnos con alfahidroxiácidos! Son concentrados de AHAs (con ácido glicólico, entre ellos), lo suficientemente potentes como para ser eficientes, pero combinados con ingredientes ultra hidratantes para no irritar la piel.

Trabajan con la ley del mínimo esfuerzo: los aplicas en el rostro, cuello y escote y los retiras al cabo de 10 minutos.

Nuestro favorito, por su eficacia, MOSS Fruit Acid Peel, de Júlia Bonet. Exfoliante enzimático con una concentración del 15% de Ácido glicólico, más un 10% de una combinación de Ácidos polihídricos, se retira con agua fría y consigue en 10 minutos una piel luminosa y más lisa. Si la usas una vez a la semana, en un mes verás una reducción notable de las arrugas y la piel más hidratada y rejuvenecida.

Los hay que se aplican por la noche y no hay que retirarlos hasta que te laves el rostro a la mañana siguiente. Es el caso de Platinum Night Renew de Martiderm. Sus AHAS eliminan las células superficiales de la piel, mientras que el colágeno marino y el ácido hialurónico evitan la pérdida de agua y estimulan la producción de colágeno y elastina. En una semana notarás la piel más luminosa. 

2. Iluminar el rostro

¿Te ves un tono grisáceo? ¿Falta elasticidad en la piel, aunque te pones mucha crema hidratante? Necesitas algo que te dé luz y mejore la producción de colágeno y elastina. Y esa es la función de la vitamina C. No se trata de comer más naranjas. En este caso funciona mejor la vitamina C aplicada de forma tópica sobre la piel. Además, tiene una ligera acción despigmentante (más luz para el rostro) y efecto antioxidante (protección frente a los radicales libres).

Como la vitamina C es muy inestable y se oxida a toda velocidad, mejor en formato monodosis (las ampollas) como el Set Skin Sculpt de All Sins 18K, un tratamiento de Cápsulas concentradas con un 79% vitamina C o C-Vit Intensive Serum de Sesderma (ampollas). Úsalos cada mañana antes de tu tratamiento habitual. 

3. Más hidratación

Hay rachas en las que siento que necesito un plus de hidratación. Pero no quiero nada pegajoso. Mi secreto para esos días son los sérums ultra hidratantes de ácido hialurónico. Como Skin.lux Elixir Elixir Ultra Moisturizing de Júlia Bonet, con 3 ácidos hialurónicos de diferente peso molecular y un booster derivado del aguacate que potencia la producción de nuestro propio ácido hialurónico. O el gel Rosage Hyaluronic Acid de Anne Möller.

Puedes aplicarlos antes de tu crema de tratamiento de mañana o noche, o mezclarlos con la crema. Con 3-5 gotas hay suficientes. Tenlo a mano en esos días especiales para aplicarlo como efecto flash antes del maquillaje.

4. Tratamientos flash de última hora

Las famosas ‘ampollas flash’ eran el secreto de belleza mejor guardado por nuestras madres. Y aún siguen funcionando por su efecto tensor y antifatiga inmediato.

Fórmulas intensivas en formato ampollas como PCHP, de Júlia Bonet, se aplica sobre la piel limpia y está disponible en monodosis o bien en formato de 14 ampollas para una cura más intensa. Piel ultra hidratada, luminosa y mucho más lisa. aplica media ampolla sobre la piel limpia la noche anterior y la otra mitad, justo antes de maquillarte. Verás la diferencia y te lo notarán.

Nos queda un último secreto para estar perfecta: las prebases alisadoras. La reina en este terreno es Lisse Minute Base Comblante de Clarins. ¿Dónde está el truco? En la acacia de Senegal, una sustancia gelificante que deja un velo muy fino que camufla los poros dilatados y las líneas de expresión antes de aplicar la base de maquillaje.

Otra opción que nos encanta es la prebase alisadora, My supertips Radiance in a Flash, de Guerlain.

Hazte con tus cosméticos flash preferidos y luce siempre tu mejor cara.

Related posts