Las manchas faciales son un problema común que aparece en la piel por el paso del tiempo, por causas genéticas o por agentes externos como la sobreexposición a los rayos solares. Según sea su causa u origen, estas manchas son de un tipo u otro: Melasma, lentigo senil, solar o actínico y melanoma. En cualquier caso, el sol juega un papel fundamental en la aparición y evolución de todas ellas.

TIPOS DE MANCHAS EN LA PIEL

  • El melasma es un trastorno benigno frecuente que aparece de manera irregular en la cara, el cuello y los antebrazos a partir de los 20 años. Y aunque su causa no está del todo clara – se ha relacionado con la toma de anticonceptivos y el embarazo – estas manchas marrones pueden durar años y su pigmentación aumenta en verano por la mayor exposición al sol. 
  • Los melanomas son unas manchas que van del marrón al negro y que pueden surgir de manera repentina o de un lunar previo que evoluciona hasta mostrar bordes irregulares, asimétricos o poco definidos, por lo que hay que prestar especial atención ante cualquier cambio de tamaño y color de nuestros lunares y acudir al dermatólogo para su correcto tratamiento y prevención de problemas de mayor gravedad como el cáncer de piel.
  • Por último, las manchas nos ocupan en este post son las conocidas como lentigos actínicos o solares, que no son otra cosa que la respuesta de nuestra piel a la radiación ultravioleta. Rostro, cuello, escote y brazos son las zonas en las que suelen aparecer al ser estas zonas las que más se exponen al sol a lo largo de la vida.

Como el daño solar es acumulativo a lo largo de los años, estas manchas suelen aparecer a partir de los 50 años, especialmente entre aquellas personas que tomado bastantes baños de sol y se han quemado frecuentemente.

 

Tratamiento de las manchas ya existentes

Aunque es un problema dermatológico de difícil solución, la cosmética nos ofrece diversos productos de tratamiento – aceites, cremas, serums, etc. - con los que combatir las diferencias pigmentarias y conseguir unificar el tono. Productos como el Rosa Mosqueta Oil, de Natura Bisse, que regenera y nutre combatiendo todo tipo de manchas, incluso quemaduras, estrías y cicatrices; o el Mission Perfection Sérum, de Clarins, que corrige desórdenes pigmentarios como manchas, desajustes cromáticos, zonas oscurecidas, rojeces, tez apagada o marcas de acné sin alterar el tono de la piel.

EFICACIA PROBADA

Sérums eficaces como Skin-Lux Elixir Whithening Glow, de Júlia, un exclusivo elixir que devuelve el resplandor a la piel y difumna las manchas gracias a su acción despigmentante y blanqueadora. Además de tratar las manchas que ya tenemos, este cosmético formulado con activos de alto rendimiento previene la hiper pigmentación, regula la producción de la melanina, aclara la piel y acelera su renovación celular, mejorando la calidad de misma y consiguiendo un tono uniforme y natural.

  • RESULTADOS ESTUDIOS DE EFICACIA Elixir Whithening Glow, de Línea Júlia. Realizados por un laboratorio independiente, demuestran su eficacia, consiguiendo una reducción significativa en las manchas. En 28 días existe una disminución promedio en el índice de melanina del 10%.
  • Observemos el resultado en uno de los voluntarios del estudio (estudio realizado a 22 voluntarios de edades comprendidas entre 30 y 65 años, durante 28 días y con 2 aplicaciones al día, mañana y noche)

Prevención contra la aparición de manchas

Además de utilizar tratamientos para las manchas ya existentes, uno de los factores más importantes para evitar que nos salgan nuevas es la prevención. Y para ello es imprescindible protegerse de la radiación solar. Por ello, es necesario que utilicemos cremas de día y maquillajes con protector solar todo el año, pero con más motivo en verano, cuando el factor de protección contra los rayo solares deberá ser, al menos, SPF30 o superior.

Por un lado está la opción de aplicar la crema hidratante, después el protector solar y, por último, el maquillaje. Por otro lado, también podemos saltarnos un paso apostando por una crema o una base que ya incluya SPF como la WW Day SPF40, de 3lab, una crema multi funcional que ofrece protección contra los rayos UVA/UVB a la vez que sirve como pre base de maquillaje con su textura ligera y su acabado aterciopelado.

Una excelente opción para aligerar nuestro neceser en vacaciones es escoger un producto 3 en 1, un cosmético con el que hidratar, proteger y dar color a nuestro rostro como, por ejemplo, el Super Soin Solaire Teinté SPF30, de Sisley, un tratamiento solar con color, sedoso, resistente al agua, no graso, no comodogénico y con alta protección optimizada contra los rayos UV. Disponible en 4 tonos, este maquillaje protector de juventud ayuda a prevenir el estrés oxidativo que causa el fotoenvejecimiento y a conservar el capital solar de la piel.

Completa tu rutina anti manchas

Y si quieres completar tu rutina anti manchas, no debes olvidar realizar una exfoliación una vez a la semana y aplicar una mascarilla iluminadora. Ayudarás a la regeneración celular y a eliminar las capas más superficiales de la piel, favoreciendo una tez mucho más luminosa y con un tono más uniforme.

¿Has probado Expert Clarifying Pack, de Valmont? Nos gusta porque es un producto 2 en 1: un exfoliante enzimático + una mascarilla iluminadora intensa ¡Una piel como nueva en solo 10 minutos!

Tienes muchas opciones para combatir la aparición de manchas. ¡Escoge la tuya!