Nuevos productos en rebajas, hasta 70% en articulos seleccionados. Quedan
D
H
M
S
¡Aprovéchalo!
Ver ofertas >>
El registro a la newsletter se ha completado satisfactoriamente

Yves Saint Laurent

ROUGE PC THE SLIM

10,40 €
1966
29,20 €

CREMA CALDEA SAN VALENTÍN
Consigue un regalo de San Valentín
CREMA CALDEA SAN VALENTÍN Obsequio por compras superiores A 130€, del 03/02/23 al 14/02/23 a hasta agotar existencias. Color aleatorio.

Descripción

 Su fórmula es suave y cremosa además de sumamente ligera y flexible, no deja sensación de pesadez en los labios. Rouge Pur Couture The Slim, reinventa el rojo de labios y se deshace de su forma habitual para crear una barra cuadrada y ultra fina que permite una aplicación precisa para acentuar la curva de los labios. Clásica, con estilo y divertida al mismo tiempo, se presenta en un estuche negro y dorado metalizado que atraerá todas las miradas.

Rouge pur Couture The Slim, la primera gama la primera gama de labiales concebida por Tom Pecheux - Director Internacional de Belleza- viste los labios con un acabado de cuero mate de alta costura, muy cómodo y fácil de llevar. En 2018, la marca lleva aún más allá los límites del maquillaje con un nuevo rojo de labios mate que no teme diferenciarse del resto.

EAN13
3614272139909
Tipo de piel
Todo tipo de pieles
Tipo de Marca
Lujo
Textura
Crema
Acabado
Mate

Aplicar la barra de labios directamente o con un pincel para una aplicación más precisa.

Uno de nuestros looks de más éxito. El duo eyeliner + labios rojos es una combinación perfecta.

Este look respira elegancia y glamour y es un maquillaje de fiesta perfecto.

Requiere que la piel está perfectamente hidratada y una tez perfecta; para ello, el corrector y/o el iluminador son tus indispensables. Un poco de polvo bronceador para dar volumen al rostro, un lápiz de cejas para definirlas y finalmente, el dúo protagonista.

El eyeliner eleva la mirada, la define y la hace más sexi y el labio rojo, el auténtico protagonista del look.

Hay que practicar un pco para que quede perfecto, pero ¿verdad que vale la pena intentarlo?