Tratamientos exprés para lucir unas piernas perfectas este verano.

Celulitis, flacidez, sequedad, retención de líquidos, acumulación de grasas y mala circulación (las temidas piernas cansadas). Estos seis problemas afean las piernas y generan incomodidad. ¿Es posible mejorarlas aunque vayamos a contrarreloj? Por supuesto que sí. En Perfumería Júlia tenemos cosméticos de alta eficacia. Tú solo tienes que poner la constancia y dedicarles algunos minutos cada día. Los resultados no se harán esperar.

Celulitis. DATO: afecta al 90% de las mujeres.

La celulitis supone un deterioro de la superficie cutánea debido a la acumulación irregular de grasas y toxinas. Se concentra normalmente en nalgas, muslos y flancos.

El origen es un cóctel entre predisposición genética (si tu madre y tus hermanas la tienen, tú también eres candidata a tenerla), hormonas sedentarismo, mala circulación y alimentación rica en grasas, sal y azúcares. Como veremos, también puede aparecer en mujeres delgadas y hasta muy deportistas.

Existen tres tipos de celulitis:

  1. Celulitis blanda: la más frecuente. Tiene aspecto de piel de naranja y cierta flacidez.
  2. Celulitis dura: aparece en mujeres jóvenes y deportistas. No se aprecia a simple vista y es dolorosa al tacto.
  3. Celulitis edematosa: habitual en personas sedentarias, con sobrepeso y retención de líquidos.


La cosmética más avanzada ya ofrece geles anticelulíticos de alta eficacia. Contienen ingredientes para activar la circulación, mejorar el drenaje y acelerar la destrucción de grasas, como la cafeína.

Lo último es la llamada tecnología dron: activos inteligentes que actúan solo donde es necesario. Así trabaja la cápsula X50 Silhouette de Júlia Advanced Dron BodySculpter : un novedoso sistema de liberación que dirige los activos encapsulados hacia el interior del adipocito para maximizar la destrucción de las células grasas.

Shiseido, por su parte, en su Advanced Body Creator, de Shiseido, añade extracto de Fagus Sylvatica. Así estimula la producción de colágeno y mejorar el aspecto de la piel. 



2. Piernas cansadas.

Piernas hinchadas, cansadas, pesadas... ¡afortunados son las que no sufren este malestar!

Mujer (sí, es el doble de veces más frecuente en la mujer que en el hombre), a partir de 40 años, fumadora, con sobrepeso y sedentaria. Este es el retrato robot de la persona con piernas cansadas. Esta situación se agrava con las altas temperaturas. Los vuelos largos y la falta de actividad física también incrementan esa sensación de dolor, hinchazón o pesadez de piernas.

La explicación se encuentra en el interior de las venas. Y en la mismísima ley de la gravedad: cualquier objeto o sustancia tiende irremediablemente a ir hacia abajo. La sangre de nuestras venas no es una excepción. Con el calor, las venas se dilatan y ese flujo ascendente puede verse entorpecido. De ahí, la hinchazón y la sensación de piernas cansadas.

Las cremas de acción frío alivian ese malestar de forma inmediata. El secreto está en el extracto de menta. Relaxlegs, de Jeanne Piaubert  y Lait Jambes Lourdes, de Clarins  lo incluyen en sus fórmulas. Verás que las texturas son ultraligeras, nada pegajosas, para que puedas vestirte o meterte en la cama después de usarlas sin manchar. Además, también incluyen ingredientes nutritivos, como el aceite de almendras o la manzanilla.

TIP EXPERTO DE APLICACIÓN: Puedes incrementar su efecto aplicándolo con un masaje drenante: extiéndelas haciendo una ligera presión con los dedos o los nudillos con movimientos ascendentes, empezando por la planta de los pies hasta el muslo. Y procura caminar (sin tacones) al menos 30 minutos al día. Notarás la diferencia.

3. Reducir y reafirmar.

Hay grasas rebeldes que no responden ni al ejercicio ni a la dieta. Son esas pequeñas acumulaciones en los costados, en la cara interna del brazo, los muslos, las rodillas o en la parte inferior del vientre. Además de llevar una dieta saludable, podemos dar un empujoncito a la Operación Biquini con cremas quemagrasas y reafirmantes.

Es el caso de nuestro tratamiento Lipo-Lift Bras, de Júlia. ¿Sabías que inicialmente se formuló para reducir la grasa y la flacidez de la cara interna de los brazos (las temidas alas de murciélago), pero que también da grandes resultados en los muslos u otras zonas rebeldes? Pruébalo para mitigar la flacidez, el exceso de grasa y hasta la sequedad. Es un cóctel exquisito con un 48,5 % de ingredientes activos para lucir tu mejor silueta en tiempo récord. 

4. Retención de líquidos.

La mala circulación ya hemos visto que se agrava con el calor. Esto hace que en verano sea más frecuente la retención de líquidos en muslos, rodillas o tobillos. Ya que el calor no podemos evitarlo, sí podemos minimizar la hinchazón. Un primer paso es reducir nuestro consumo de sal y hacer ejercicio moderado de forma regular, tal como sugiere la OMS https://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/.

Además, podemos aplicar de forma local en las zonas más conflictivas el stick drenante con alga Guam de Lacote . Es fácil de deslizar y aporta un alto contenido en antioxidantes. ¡Te lo puedes levar a cualquer parte!

5. Sequedad.

El bronceado tiene una oscura cara B: reseca la piel. La capa superficial ralentiza su proceso de renovación, se cuartea, las células muertas no se desprenden con normalidad y aparece la antiestética piel de lagarto. En ese estado, el bronceado deja de ser luminoso y homogéneo. Por si fuera poco, forma una especie de película impermeable que impide que las cremas de tratamiento penetren bien. Y acaba por descamarse.

Para evitarlo conviene exfoliar al menos una vez por semana. Aprovecha la exfoliación para masajear brazos y piernas. Hazlo siempre con movimientos circulares ascendentes: alivia la retención de líquidos. A continuación, aplica una generosa capa de crema hidratante o un gel nutritivo. ¿Quieres hacerlo al final del día para desconectar? Una opción muy acertada es L’Huile Relax, de Clarins. Combina la acción relajante de los aceites esenciales de petit grain, manzanilla y albahaca, con la máxima nutrición del aceite de avellana.

¿Eliminamos el bronceado con la exfoliación? No, la exfoliación solo retira las células muertas, dejando a la vista una nueva capa de células de aspecto saludable. De esta forma, no solo no perdemos el bronceado, sino que se ve mucho más bonito. Hay muchos productos en el mercado. Busca solo los que no incluyan micropartículas de plástico: contaminan el agua y amenazan a la vida marina. Nuestra opción es el Gommage Amincissant au Café, de Orlane. Sus granos de café exfolian las células muertas y estimulan la eliminación grasas y toxinas, reduciendo también el aspecto de la celulitis.

6. Calmar las quemaduras.

¿Te has pasado con el sol? ¿Notas la piel enrojecida, te arde o te tira? En estos casos el aloe vera no tiene rival. Este ingrediente natural calma después de la exposición al sol. Además, alivia el escozor en las rozaduras deportivas, tras la depilación o en caso de urticarias. El gel de Aromática contiene un 98,5% de aloe vera orgánico certificado. Será un imprescindible en tu selección para las vacaciones. Un SOS.

¿Qué consejo es para ti?