MASCARILLAS PARA CADA DÍA

Nuestra piel está más expuesta a los agentes externos, especialmente al sol, pero también al salitre del mar o al cloro de las piscinas, que la atacan diariamente, pero por el contrario es cuando más apetece mostrar una piel impecable.

Hoy nos fijaremos en la ayuda que nos ofrecen las mascarillas pensadas especialmente para ofrecer nuestra mejor imagen, hidratando, iluminando, calmando y reparando nuestra piel.
 
Hace algún tiempo, las mascarillas faciales estaban vistas como un cosmético para un uso puntual y, salvo para ocasiones especiales, no se recurría a ellas con asiduidad y, ni mucho menos, formaban parte de nuestro ritual de belleza habitual.


Sin embargo, de un tiempo a esta parte, tanto las mascarillas en sí como la percepción de las mismas han cambiado por completo. Ya no se trata de un producto que utilicemos en un momento excepcional y al que dedicarle largos tiempos de aplicación que, en muchas ocasiones, era incómoda, sino todo lo contrario.

Existen tantas mascarillas como necesidades tiene nuestra piel y los actuales formatos también son numerosos: En forma de crema o arcilla, de tela, de celulosa… Existen todo tipo de mascarillas en el mercado, ya que este producto se ha convertido en todo un beauty must, así como en una experiencia sensorial muy agradable y beneficiosa para piel, ya que aportan una gran concentración de activos en poco tiempo.

Por ello, aquí hacemos un repaso por nuestras 6 mascarillas favoritas para el verano, clasificadas según los distintos beneficios que tienen para el rostro.

Détox - Hidratantes - Antiedad - Iluminadoras.


1. Mascarillas détox

Las mascarillas détox son aquellas eliminan impurezas, activan la microcirculación y dan luminosidad al rostro, por lo que son un elemento básico e indispensable a la hora de escoger un producto con el que despertar y ‘desintoxicar’ la piel. Para ello, te proponemos dos opciones de la Línea Júlia: Júlia Bubble Mask y Júlia Renewing Mask.

La primera de ellas es una mascarilla efervescente para utilizar una vez a la semana y que cambia de textura sobre tu piel.

Con una fina capa y en tan solo 4 o 5 minutos, JÚLIA Bubble Mask limpia en profundidad, elimina impurezas y cierra los poros, dejando un resultado refrescante y luminoso tras su aclarado con agua, gracias a una aportación de oxígeno que despierta las pieles apagadas.



Por otro lado, JÚLIA Renewing Mask es una mascarilla de tratamiento celular anti fatiga, que sirve para tonificar, alisar y aportar energía a la piel, aumentando su oxigenación inmediatamente gracias a su exclusiva fórmula con ingredientes – como el carbón activo, el Actigen O2 o el Matrixyl – que limpian, activan la circulación, así como también reparan la piel, mejoran su tono y disminuyen la aparición de arrugas.

La ventaja de esta mascarilla antifatiga y antiedad es su doble uso:

- Puede utilizarse por las mañanas durante 5 minutos para un tratamiento flash de belleza

- Una vez a la semana, durante 20 minutos, como tratamiento intensivo. En ambos casos, se aplica una fina capa en la cara y en el cuello que se retira con agua y un suave masaje pasado el tiempo de aplicación según el tratamiento elegido.


2. Mascarillas hidratantes

Como su propio nombre indica, las mascarillas hidratantes son aquellas que están destinadas a proporcionar al rostro toda la hidratación perdida, previniendo que la piel se escame o reseque y favoreciendo su regeneración. En este sentido, recomendamos dos novedades de la firma Aromática: Calendula Soothing Relief Mask y Sea Daffodil Hydro Charge Mask.

Además de su cualidad de hidratante, uno de los principales poderes del ingrediente principal de la Calendula Soothing Relief Mask es su efecto calmante y regenerador. Así esta mascarilla de tejido 100% orgánico está especialmente indicada para pieles sensibles o dañadas. Su altísimo porcentaje de extracto de caléndula (un 85,84%) calma las rojeces, equilibra el sebo y la hidratación, así como también disminuye y previene la irritación gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Además, sus otros ingredientes naturales – extractos de aloe vera y de hoja de olivo – nutren la piel. Se recomienda aplicar tras el uso del tónico durante 15 minutos. Tras retirar la mascarilla no hay que aclarar, sino masajear hasta la absorción total del producto.

Y si la anterior mascarilla destaca por sus componentes herbáceos, la Sea Daffodil Hydro Charge Mask basa su poder de hidratación en ingredientes marinos. Con el mismo método de aplicación y duración, esta mascarilla orgánica – hecha de una adherente celulosa natural a partir de eucalipto – aporta luminosidad, unifica el tono y previene las manchas gracias a su extracto de azucena de mar. Además, las ceramidas de su composición crean una barrera protectora que evita la pérdida de humedad, manteniendo el nivel óptimo de hidratación en la piel.


 
3. Mascarillas anti edad

Las pieles maduras no tienen las mismas necesidades que las más jóvenes por lo que las mascarillas anti edad se centran en prevenir los efectos del paso del tiempo como la aparición de manchas y arrugas, a la vez que aportan a la piel beneficios como luminosidad, hidratación o elasticidad. En este terreno destacamos una mascarilla premium de Colbert MD. Se trata de la Illuminio Anti-Aging Brightening, una exclusiva mascarilla de biocelulosa para recuperar el brillo y la luminosidad en la tez. Tras quitar su película protectora, hay que colocar la mascarilla sobre el rostro empezando por la barbilla, para después ajustar la posición de los ojos y los labios y presionar suavemente con las manos para que se adhiera perfectamente al rostro. Este tratamiento no solo no requiere aclarado, sino que, además, es aconsejable masajear el sérum restante para que la piel absorba todo el producto. Este producto, que proporciona al rostro un aspecto jugoso e hidratado puede utilizarse dos veces a la semana, así como en el momento del día que mejor te venga: Por la mañana o por la noche, durante 15 minutos.

 
4. Mascarillas iluminadoras de efecto inmediato

Las mascarillas iluminadoras son aquellas que, tras su uso, dotan a la piel de un aspecto radiante y descansado en pocos minutos. Estas máscaras consiguen purificar e iluminar el rostro de manera instantánea. Nos encanta, por los resultados que proporciona, la Masque Eclat Express de Sisley, una mascarilla con una fórmula intensiva cuyo principal beneficio, además de la rapidez con la que actúa, es su poder absorbente. Gracias a su exclusiva composición – una mezcla de arcillas rojas y blancas con aceites esenciales de romero y manzanilla y extractos de plantas como el regaliz, la zanahoria, la vid roja o la rosa silvestre –, en tan solo cinco minutos, la tez luce fresca, tonificada y flexible, así como con un acabado mate y unificado, ya que elimina por completo las impurezas que asfixian la epidermis y apagan su luminosidad.

 YO ME DECLARO MASK ADDICT

¿Has probado alguna de ellas? ¿Cuál probarías hoy mismo?