Celebra la NAVIDAD, y llévate una vela de regalo por tus compras, sólo por tiempo limitado, quedan:
D H M S
No te quedes sin!
VER CONDICIONES >>
El registro a la newsletter se ha completado satisfactoriamente

TÉCNICA MAQUILLAJE BLUSH LIFTING

Esta técnica consigue esculpir el rostro y reponer los volúmenes perdidos, creando un efecto repulpante rejuvenecedor especialmente en la zona de los pómulos y es que, con la edad, esa zona va perdiendo volumen y turgencia.

Con el Blush Lifting conseguiremos elevar de nuevo el rostro, proyectando el pómulo pero con un resultado muy natural, lejos de las ya antiguas técnicas del counturing.

¿Cómo conseguirlo?. Aplicando de forma estratégica el colorete y ayudándote de un iluminador y un polvo bronceador. 

Solo necesitas estos tres productos y seguir paso a paso estos consejos para aplicártelos correctamente.

- Polvo bronceador. Escoge un color similar al tono de la piel o solo un punto superior a tu tono. El rey de los polvos bronceadores es sin duda la familia Terracotta, de Guerlain. Escoge Terracotta Nude para un resultado con más brillo o Terracotta Original para un bronceado inimitable.

- Iluminador. Para crear zonas más claras y dar volumen. Nos encanta el icónico Touche Éclat, de Ives Saint Laurent, o si además te preocupan los signos de la edad, Precious Light Iluminador Rejuvenecedor, de Guerlain. Ambos con pincel aplicador, fúndelo con la piel a toquecitos con tus dedos.

- Colorete. Para subir el tono del pómulo y crear contraste. Una opción fácil y con un resultado muy natural, Phyto-Blush Twist de Sisley, en stick, o de Ives Saint Laurent, Couture Blush, en polvo y con un resultado más sofisticado.

Sigue estos sencillos consejos de nuestros Make Up Artist y ¡quítale años a tu rostro en 5 minutos!

Pasos técnica maquillaje Blush Lifting.

PASO 1. Con el rostro con la base de maquillaje ya aplicada, vamos a utilizar el iluminador en la parte alta de los pómulos y hacia la sien. Puedes escoger una textura en crema si deseas un efecto más natural o en polvo si quieres un toque más festivo. 

PASO 2. Vamos a aplicar el polvo bronceador, para dar profundidad al rostro. Con una brocha de polvo, aplícalo justo debajo del hueso del pómulo, desde el centro del pómulo hacia la oreja. Difumínalo bien con suaves movimientos circulares para intégralo. Re cuerda que menos es más, buscamos un resultado natural.

PASO 3. El colorete, aplícalo suavemente en la parte inicial y central del pómulo. Si lo haces con una brocha biselada, te resultará más fácil. Difumina con mvimientos circulares ascendentes.

Tip experto. Cómo escoger el tono del colorete

Es importante acertar con el tono del colorete, según sea tu tono de piel para que el resultado sea favorecedor al máximo.

¿Tu piel tiende a tonos fríos? Escoge un tono melocotón o rosado. 

Si en cambio tu piel es cálida, te quedarán mejor los rojizos, corales o bronces.