La Prairie

PURE GOLD RADIANCE CREAM

PURE GOLD RADIANCE CREAM
Precio de 100ml a 1,228.80€
614,40 €

CREMA HIDRATANTE REVITALIZANTE

Cuando los rayos del sol acarician las laderas de las montañas suizas, la belleza se impone ante todo – indiscutiblemente. Se trata de un instante de magia que irradia un leve resplandor – una luminosidad única. En ese momento efímero, la belleza se eleva a su máxima expresión – la belleza de la luz dorada del atardecer en la cumbre de los Alpes.

La Prairie se inspira en este instante fugaz para recrear su resplandor único y reflejarlo en la piel, llenándola de una luz que parece nacer desde dentro. Existe un ingrediente extraordinario e inmutable capaz de transmitir esta innegable belleza: el oro, un metal noble y cálido. Su lustre sobrevive al paso del tiempo, permanece, pervive, regalando su luminosidad en ondas resplandecientes.

Esta nutritiva y lujosa hidratante ilumina el rostro con la luminosidad del oro más puro, devolviéndole el resplandor que el paso de los años ha ido apagando. Enriquecida con el Pure Gold Diffusion System, esta crema aporta nutrientes, suaviza la piel, iguala su textura, reconforta e hidrata en profundidad.

• Mejora la luminosidad de la piel al instante y a largo plazo

• Proporciona nutrientes a la piel

• Suaviza la piel e iguala su textura

• Ayuda a revitalizar la apariencia de la piel, al tiempo que favorece la sensación de volumen que aporta su intensa hidratación.

• Hidrata en profundidad

• El resultado es una piel llena de energía, fortalecida, nutrida e iluminada con la belleza de la luz resplandeciente.

EAN13
7611773118637
Tipo de piel
Todo tipo de pieles
Tipo de Marca
Lujo
Necesidad a cubrir
Anti Edad
Hidratación
Luminosidad
Nutrición
Revitalizante
Suavidad
Textura
Crema
Formatos
Tarro

Aplicar mañana y noche después de limpiar, tonificar y aplicar en la piel Pure Gold Radiance Concentrate y Pure Gold Radiance Eye Cream, el primer paso en el ritual Pure Gold. Con ayuda de la cucharita dorada incluida, vierta una pequeña cantidad de producto sobre la yema de los dedos, para a continuación extenderla con movimientos deslizantes entre las cejas, subiendo a la frente y hacia las sienes. Luego, siga por los pómulos hacia la punta de la nariz, bajando ahora hacia la línea de la mandíbula y la barbilla. Termine deslizando con una sola mano alrededor de la boca. Repita todo el proceso hasta que se absorba por completo.

1. Retirar la tapa.

2. Pulsar el anillo dorado, girar en el sentido contrario a las agujas del reloj y retirar la tapa.

3. Sacar el vial de cristal vacío y reemplazar con uno nuevo, deslizándolo suavemente hasta que encaje.

4. Volver a colocar el anillo y girar en el sentido de las agujas del reloj hasta oír un ligero clic.